cinco maneras de asegurarse de obtener un ofrecimiento laboral

  • interviews
  • January 01, 2016
No son tan diferentes de usted y de mí, los gerentes de Recursos Humanos. Cuando se postula para un puesto, ellos empiezan de cero, reúnen información sobre usted, detectan señales y toman una decisión a conciencia.
 
Si este fuera su negocio, y encontrar a la persona adecuada fuera su meta, ¿a quién contrataría y por qué? Podría comenzar por prestar atención a algunas de estas señales en las entrevistas que delatan que se trata de la persona correcta (o incorrecta), lo que puede aumentar sus probabilidades de obtener un ofrecimiento laboral: 
 

Una carta de presentación y un CV personalizados

No importa cuánta experiencia tenga o cuán capacitado esté si nadie lee su CV. Una manera de captar la atención del gerente de Recursos Humanos es incluir palabras clave en su carta de presentación y en su CV. Lea completamente las aptitudes y las responsabilidades solicitadas, investigue un poco la empresa y refleje estos aspectos en la manera en que describe sus aptitudes y a usted mismo.
 
Un empleador busca señales de que comprende el sector, la cultura empresarial y lo que se espera de usted. Para ellos, es importante saber que a usted le interesa lo suficiente obtener este puesto como para invertir tiempo en prepararse.
 

Vístase para causar una buena impresión

Las primeras impresiones lo son todo. Sea justo o no, su aspecto, su lenguaje corporal y la manera en la que habla y se desenvuelve en una conversación dicen mucho sobre usted, en especial, en esos primeros momentos cruciales.
 
Tome una ventaja inicial y vístase de modo profesional, sea cortés y positivo. Ser profesional no significa que no deba ser usted mismo. Este puesto debe ser conveniente para todos los involucrados. 
 

Entusiasmo

Nadie desea sentir que hace falta convencerlo para que trabaje aquí. Los gerentes de Recursos Humanos quieren entrevistar a alguien que parezca sinceramente entusiasmado en trabajar para la empresa.
 
Esta es su oportunidad de brillar. Formule preguntas directas que demuestren que investigó. Llegue a la entrevista con conocimientos sobre el sector, la organización, los desafíos y las oportunidades que enfrentan y cómo usted puede contribuir.
 
A fin de cuentas, usted desea ser alguien con quien el empleador pueda contar.
 

Evite hablar mal de otros

Hablar mal de un antiguo jefe o compañero de trabajo revela mucho más de usted que de ellos. Y todos saben que es mucho más fácil señalar a los demás que asumir la propia responsabilidad.
 
Apéguese a las cosas buenas que se llevó de su trabajo anterior y de sus relaciones profesionales. Los entrevistadores desean saber que usted es un empleado y un compañero de trabajo leal, alguien que trabajará bien como integrante del equipo. Demostrar una tendencia a echar culpas solo le hará mostrar su lado negativo.
 

Una nota de agradecimiento

Algunas cosas no cambian nunca. A las personas les gusta sentirse valoradas. Y tomarse el tiempo para dejar una nota o mandar un correo electrónico con un “gracias” demuestra que usted valora su tiempo y consideración.
 
También les demuestra lo que pueden esperar cuando lo contraten. Es decir, alguien que es considerado, perspicaz y cortés.
 
Haga una investigación y asegúrese de que se trata de una organización, una cultura y un puesto que lo entusiasman. Luego, prepárese para la entrevista como si fuera la persona para la cual se escribió la descripción del puesto. Con un poco de esfuerzo, usted será la elección obvia. 
 
Regístrese para recibir las alertas de empleo de Randstad y entérese de las oportunidades laborales en cuanto aparecen. Solo háganos saber qué tipo de puesto de trabajo quiere y le enviremos un correo electrónico cuando lo encontremos.